Nivada automático, década de 1970.

Match perfecto entre correa y dial.

Nivada fue fundada en 1926 por Jacob Schneider en Granges (Grenchen), Suiza. Con el paso del tiempo, los relojes Nivada adquirieron cierto respeto especial, cuyas luces más altas serían los cronógrafos y relojes de buceo. Pero no sólo eso, pues además del reconocimiento ganado por Nivada por los relojes «Antarctic» usados en la Operación Deep Freeze (serie de misiones de Estados Unidos 🇺🇸 en la Antártida), esta firma tiene el título de ser una de las primeras marcas relojeras en manufacturar relojes automáticos (1930). Así es que un poco de respeto antes de sucumbir a subestimarla.

Automática tenía que ser esta hermosura de color café, de la década de 1970. Gracias a este reloj puede comprobarse que resulta todo un trámite el ver la hora cuando el dial no es algo aburrido, sino que lo único que hace es distraerte… quién no cede a ese café que se esfuma en degradé al negro.

Y tan bien hecha y orgullosa es esta pieza que destaca con su doble calendario (el fiable calibre ETA 2780 ofrece pase rápido en ambas ventanas), su caja de acero y corona grabada: CON TODA LA CALIDAD DE UNA VEZ.

Al final es lo que se espera de una gran firma como Nivada: un reloj que respalda lo que aparenta.

  • Marca: Nivada.
  • Período: década de 1970.
  • Modelo/Referencia: N/A.
  • Movimiento: ETA 2780, automático.
  • Medida de la caja: 38 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Acero.
  • Distancia entre asas: 18 milímetros.
  • Material del brazalete: Gamuza.
  • Accesorios: A no ser que se especifique lo contrario, la regla general de los relojes vintage es no incluir sus accesorios.