Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

Este es un Rolex sin igual, un reloj que es mucho más que una gloriosa corona a las 12, presentándose orgullosamente como un reloj de vestir exquisito en todos los sentidos… su diseño es únicamente hermoso y su mecanismo como todos los de Rolex: eterno.

Pero antes de todo, esta exquisitez de reloj formal se debe a su línea: la Cellini.

La línea Cellini se introdujo en 1968, y debe su nombre al escultor, orfebre y escritor italiano Benvenuto Cellini. Fue quizás debido a su gran calidad artística que diseños tan especiales como este se encasillan exclusivamente en esta selecta colección que hasta el día de hoy sólo produce relojes de vestir en metales preciosos…

El que vemos en imágenes es una variante del Cellini Octagon, que se sirve de una correa de cuero en su referencia 4170. Un dial color champagne, una caja de oro sólido de 18 quilates y un bisel también de oro que se roba toda la película… este reloj no tiene competidor. En la muñeca se ve como ninguno, es un reloj formal que siempre bajo un contexto de seriedad se escapa a un atrevimiento particular que lo distancia de los relojes formales comunes, quizás monótonos.

En su interior es el calibre a cuerda 1602 de Rolex quien se responsabiliza por la precisión eterna, un aspecto quizás accesorio en tal obra de arte, pero nunca prescindible si de trata de Rolex.

Es un reloj para atesorar, para lucir con el orgullo que se merece.

 

  • Precio: $3.190.000.
  • Marca: Rolex.
  • Período: Década de 1980.
  • Modelo/Referencia: 4170.
  • Movimiento: Rolex 1602, a cuerda.
  • Medida de la caja: 31 x 35 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Oro sólido de 18 quilates.
  • Distancia entre asas: 18 milímetros.
  • Material del brazalete: Cuero.
  • Accesorios: Correa y hebilla Rolex.