Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

Longines Admiral Diver 7404, automático

Longines Admiral Diver 200M, década del 2000.

¡TESORO!
El diver de Longines que merece mucha más fama de la que tiene: el Admiral.
¿Sabías que el diver de Longines no siempre vino de la línea Conquest?
El HydroConquest es bien conocido hoy como un buen reloj de buceo por el precio, bien construido y sólido… pero la línea HydroConquest no siempre existió, sino del 2007 en adelante.
Antes estaba el almirante, el oficial general de la armada de Longines, con 5 estrellas de honor. Una línea que si bien, en sus comienzos, en los años 60, no era particularmente una línea de relojes de buceo, ya a fines de los años 80 se comenzó a hacer la cara visible para aquellos aficionados en busca de un sólido reloj de buceo de la marca del reloj de arena.
El llamativo diver automático que tenemos hoy viene de inicios de la década del 2000, allá cuando la línea Conquest producía más bien relojes elegantes y no deportivos… otra época.
La calidad de la manufactura del reloj es sorprendente -miren cuán profundo es ese grabado en la tapa-, y esto sumado a cómo se ve con dial negro y en dos tonos, expresa sólo una cosa: es un personaje, un atrevido.
La solidez de cada uno de los 120 clicks del bisel, adornado con un insert de oro satinado, es seria, fuerte; el tacto de su brazalete de eslabones sólidos es extraordinario de cómodo y firme, y esa lámina gruesa de oro en cada uno pretende mantenerse igual se pula las veces que se pula… pues seguirá habiendo oro para mostrar. Además, aún en el brazalete, nótese cómo se degrada en la medida desde el eslabón terminal que une la caja con el brazalete, hasta el broche… detalle que hoy no vemos que expresa sofisticación y clase, que nunca debió haberse perdido con el paso de los años.
Y su dial… EL PROTAGONISTA. Es que si fuera de dial blanco y de dos tonos sería igual hermoso, pero quizás no tan atrevido, sólo miren ese contraste de las 5 estrella de oro y el dial brilloso.
Otro factor es que sabe resaltar en la muñeca con la medida justa de 38 milímetros: un equilibrio perfecto entre una pieza deportiva, sólida, y el carácter intrínseco de elegancia que luce… y además coherente con el ADN de esta pieza, el dial negro y dos tonos de este Admiral con camisa y corbata quedan perfectos.
Por dentro está lejos de decepcionar: el movimiento automático con doble calendario L 636 de Longines (base de ETA 2836) es el encargado de mantenerse a la altura de la extraordinaria manufactura del reloj… HASTA EL DISCO DE CALENDARIO ES NEGRO CON BLANCO: todo pensado a la perfección.
Esta belleza de reloj es verdaderamente un tesoro hoy en día. PRIMERA VEZ en cerca de 5 años que nos topamos con uno. No es un modelo que suela rondar entre aficionados… y aquellos que lo tienen, lo mantienen.

  • Precio: $895.000.
  • Marca: Longines.
  • Período: Inicios del 2000.
  • Modelo/Referencia: 7404.
  • Movimiento: L 636, automático.
  • Medida de la caja: 38 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Acero inoxidable y bisel de oro de 18 quilates.
  • Distancia entre asas: 20 milímetros.
  • Material del brazalete: Acero inoxidable y oro.
  • Accesorios: Conserva caja de madera Longines.