Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

Longines Saint-Imier Chronograph L27524526, automático

 

Longines Saint-Imier Automatic Chronograph, década del 2010.

 

Si se preguntan por qué nunca antes habían visto a esta belleza, es porque la colección a la que pertenece esta maravilla no es la Conquest ni la Master Collection ni la Presènce… sino la distinguida Saint-Imier.

Nombrada así en honor a la ciudad suiza en donde comenzó la historia de Longines, hace 192 AÑOS (1832), la línea Saint-Imier se muestra como una exclusiva colección de piezas elegantes, con diseños tan exquisitos y bien elaborados que pueden hacer parecer de lo más elegante incluso a lo cronógrafos.

En esta ocasión, quien lo demuestra es el cronógrafo automático Saint-Imier en la configuración de acero completo, con dial negro.

Para este no es un problema ser un cronógrafo, al contrario, lo hace una ventaja con una exquisita materialización, cuya clase atraviesa cualquier mirada.

Su dial negro hace parecer de lo más natural las 3 sub-esferas, palpitando y marcando el tiempo gracias al calibre L688.2 de Longines… sólo miren los detalles del acabado del mecanismo completo: esto es un reloj mecánica y estéticamente de un nivel serio.

En la muñeca sin dudas es otra cosa, su brazalete que refleja TODO EL AMBIENTE es destacablemente cómodo y hace sentir su peso, la presencia de un reloj distinto, de una calidad especial, incluso para Longines.

Para colmo, los 41 mm. de su caja -y no más- le aportan clase, elegancia a su porte, para presentar a este Saint-Imier como un reloj de diseño, mecánica y calce perfectos.

 

  • Precio: $1.590.000.
  • Marca: Longines.
  • Período: Década de 2010.
  • Modelo/Referencia: L27524526.
  • Movimiento: Longines L688.2, automático.
  • Medida de la caja: 41 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Acero inoxidable.
  • Distancia entre asas: 20 milímetros.
  • Material del brazalete: Acero inoxidable.
  • Accesorios: A no ser que se especifique lo contrario, los relojes no incluyen accesorios. La regla general de los relojes vintage, en específico, es no incluirlos.