Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

 

 

EL CLÁSICO: el Omega de oro… el reloj que es todo un concepto por sí mismo.

Este caballero de referencia 135.028 desde la década de 1960 que roba las miradas de la manera más noble posible, con el amarillo de la caja y con la sobriedad de su dial, siempre con el logo de Omega a las 12 y abajo el «De Ville». Acá se supo jugar con el oro y franjas negras en los índices, intención que se replica en las manecillas de punta recta, ingeniadas para indicar la hora de la forma más legible e inmediata posible… un detalle que produce una bella sensación minimalista, que bien se complementa con su elegante caja de oro de 18 quilates maciza de tipo Monobloc.

Por dentro el eterno calibre 601, de manufactura propia de la marca, palpita a 19.800 BPH con la máxima precisión y delicadeza en su tamaño.

Un reloj con cerca de 60 años que prácticamente NO conoce de detalles estéticos ni de lo que es el paso del tiempo… un conservador que se NIEGA ROTUNDAMENTE a ser tildado de anticuado, pues él evidentemente la definición de atemporal.

 

*Conserva su hebilla original.

 

  • Precio: $995.000.
  • Marca: Omega.
  • Período: Década de 1960.
  • Modelo/Referencia: 135.028.
  • Movimiento: Omega 601, a cuerda.
  • Medida de la caja: 34 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Oro sólido de 18 quilates (0.750).
  • Distancia entre asas: 18 milímetros.
  • Material del brazalete: Cuero.
  • Accesorios: Conserva su hebilla original.