Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

Longines Flagship Chronograph L600075234, automático.

 

Longines Flagship Chronograph Dial Negro, década del 2000.

 

Esto es lo que se espera de Longines hoy en día… elegancia, detalle y calidad. Este es el cronógrafo automático de la línea Flagship, un reloj elegante con un toque único, mezclando la sabiduría de la línea introducida en 1957 con los tiempos presentes.

Su dial es negro, una decisión más que acertada que se potencia con un diámetro de caja de 39 mm…. la proporción perfecta. Sus índices reflejantes triangulares evocan el estilo de los cronógrafos de la década de 1950, y la caja se muestra con asas puntiagudas. En el mismo sentido se lee «SWISS» y no «SWISS MADE» como en la mayoría de los relojes modernos, detalles que son guiños al pasado… en este reloj no hay nada al azar.

Pero el reloj no se pierde en el pasado, pues su cristal plano de zafiro y el calendario entre las 4 y 5 nos deja claro que se trata de la manufactura moderna de la firma de Saint-Imier.

Asimismo, el movimiento de este piloto es el L 650.2, un cronógrafo automático que se expresa en tres contadores balanceados a la perfección.

Su brazalete de acero aporta modernidad y elegancia, adicto a los reflejos, haciendo el contraste con tanta inspiración vintage.

Se trata de una pieza preciosa, eso es evidente. Pero cuando esta belleza tiene de hecho un sentido, una inspiración clara, interpretable, podemos comprender el verdadero valor del reloj.

 

  • Precio: $1.095.000
  • Marca: Longines.
  • Período: Década del 2000.
  • Modelo/Referencia: L600075234.
  • Movimiento: L 650.2, automático.
  • Medida de la caja: 39 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Acero inoxidable.
  • Distancia entre asas: 20 milímetros.
  • Material del brazalete: Acero inoxidable.
  • Accesorios: A no ser que se especifique lo contrario, los relojes no incluyen accesorios. La regla general de los relojes vintage, en específico, es no incluirlos.