Novedades todos los días en nuestro Canal de WhatsApp

La gran gracia de la relojería no es el ver la hora. Si así fuera, nadie usaría reloj, o a lo más uno digital… siempre con fines meramente funcionales.

El hecho de no necesitar un reloj -podemos vivir fácilmente con el celular o un Smartwatch- no nos importa. El alma de la relojería es el cómo, la serie de cosas que pasan antes de ver la hora. El diseño con sus detalles y el proceso mecánico para llegar al final, y como detalle casi, a ver la hora.

Seamos sinceros: ¿es la precisión de un reloj la razón de que lo deseemos? Probablemente no, precisamente por esto. LA GRACIA ES EL CÓMO. El ver la hora en cierto reloj es demasiado básico como para ser un motivador de su obtención.

¿Todo esto qué tiene que ver con este hermoso Tissot Seastar más allá de ser un reloj «tradicional»? Pues que no es cualquier reloj de cuarzo. Y esa es su gracia.

Su diseño es elegante y sobrio, con el logo antiguo de Tissot a las 12 combinando con la correa. Su cristal sorpresivamente es de zafiro… de los primeros en gozar de este tipo de cristal si consideramos que fue producido en 1980. Pero sin dudas, lo más atractivo de este personaje es su calibre, el 2031 de Tissot. Es con este curioso movimiento que la gracia de la relojería es explícita: para cambiar la hora no debemos simplemente expulsar la corona y ya, sino que debemos presionarla 5 segundos, soltarla y presionarla nuevamente; así el segundero comenzará a avanzar muy rápidamente y cambiará la hora.

Si nos preguntan por qué es así, no sabríamos qué responder, pero es parte de la riqueza de este hobby, el encontrar relojes cuyo proceso para llegar a dar la hora es interesante y distinto al resto. Sobrecomplicado quizás, pero ¿Quién dijo que eso es malo en la relojería? Es riqueza.

 

  • Precio: $195.000.
  • Marca: Tissot.
  • Período: Década de 1980.
  • Modelo/Referencia: N/A.
  • Movimiento: Tissot 2031, de cuarzo.
  • Medida de la caja: 35 milímetros sin incluir su corona.
  • Material de la caja: Bronce enchapado en oro.
  • Distancia entre asas: 18 milímetros.
  • Material del brazalete: Cuero.
  • Accesorios: A no ser que se especifique lo contrario, los relojes no incluyen accesorios. La regla general de los relojes vintage, en específico, es no incluirlos.